Ripple: la tercera altcoin de capitalización del mercado y su comunidad tóxica

El panorama de este 2020 se vuelve especialmente alentador para las altcoins. Para muestra una criptomoneda, Ripple, la tercera con mayor capitalización en el criptomercado. Algunos apuntan que puede ser la moneda virtual del año.

¿Están fundadas tales esperanzas en XRP?

Terminaba el 2019 cuando el equipo detrás XRP hizo públicas sus proyecciones para el año en curso. Los comentarios se afincaban que cómo habían trabajado, para que Ripple alcanzara la cima en esta década.

Las acotaciones se centraban en las mejores en materia de velocidad o de tecnología blockchain. Su visión era amplia, analizando en panorama de todo el criptomercado.

Después de un balance entre ventajas y desventajas, concluyeron que tenían que centrarse en desarrollar tecnología de punta. Solo así estarían a la altura de las exigencias o requerimientos de los consumidores.

Con miras a innovar en el aparato financiero mundial cuentan con XRP Legder y RippleNet.

¿Cómo variará su precio durante el 2020?

A pesar de los preparativos en cuanto a tecnología se trata, a los números de Ripple todavía les falta para ser tan  alentadores. Tampoco se trata de una oscuridad absoluta, simplemente no encajan con las proyecciones tan elevadas que se hacen.

Así lo ejemplifica WallerInvstor que estima que su precio durante el año se incrementará sutilmente. ¿Hasta qué punto? Hasta ubicarse en los U$ 0.46, a corto plazo la diferencia se antoja poco llamativa.

Por ello, el analista recuerda que invertir en Ripple es hacerlo con la mirada puesta a largo plazo. De hecho, sostiene que para en 5 años será palpable su avance al ubicarse en U$ 2.32.

Por su parte, TradingBeasts estima que el incremento de 2020 será inclusive más bajo. Lo ubica en U$ 0.36, estima que en dos años podría llegar hasta los U$ 0.5.

Quizás el panorama menos alentador es el brindado por LongForescast quien prevé que su valor bajará hasta los U$ 0.26. Tal cifra si bien está lejos de ser una pérdida importante, tampoco apunta a una mejora sustancial en el precio de la altcoin.

¿Bastarán las mejoras tecnológicas?

Más allá de las mejoras de software y el panorama del valor de Ripple, entra en juego un tercer factor: su comunidad. ¿Cómo esto podría alterar su coste en el criptomercado?

Entre el top de defensores de XRP se contaba a Tiffany Hayden. Quien lastimosamente atrajo hacia sí a todos los haters de la comunidad. Ejercieron tal presión sobre la autoproclamada CEO de Ripple que tiró la toalla y vendió sus activos de XRP.

El consejero de blockchain explicó que los ataques sufridos por Hayden eran tan seguidos que prefirió cortar nexos. Algo común que sobresale en el criptomercado es que las comunidades pueden ser quizás demasiado “entusiastas”.

Entre todas ellas, los usuarios de Ripple son caso aparte puedes tienden a ser un poco hostiles. Tal vez las esperanzas que ponen en XRP son muy elevadas, pero la realidad es que el entorno fue intolerable para Tiffany Hayden.

¿El error de Hayden?

¿Lo lamentable? Ella se cuenta entre sus vocales más adeptos y antiguos. Tras librarse de sus propiedades de Ripple y romper lazos con la comunidad, lo hizo público a través de un trino.

Ocurrió el 9 de marzo el tuit fue totalmente directo: “Ya no tengo $ XRP, partidarios de XRP. Así que busca algo más de qué hablar”. Si un partidario tan antiguo como Hayden sufre tal presión, ¿qué quedará para otros que sean menos fervorosos o tengan menos tiempo?

¿Por qué se afincaron tanto contra la vocal? Los ataques comenzaron cuando Hayden expuso que existían vulnerabilidades en la red de Ripple. Explicó que tales fallas tenían la posibilidad de parar las operaciones de la criptmoneda.

Hayden enfatizó que donde sea que se reúnan los partidarios de Ripple, concentran sus esfuerzos en hablar sobre ella. Algo que como era de esperar, llegó a oídos tanto de sus padres como de sus hijos.

Quienes inevitablemente terminaron leyendo los “calurosos” mensajes dirigidos a ella. Al separarse de la comunidad, busca detener esa tendencia a demonizarla y las quejas perennes de los usuarios.

Una hostilidad recurrente

Otro incidente ocurrió durante 2018 ocasionado por la comunidad, en esa ocasión el blanco fue la plataforma Hive.one. Dedicada a hacer listados sobre las personalidades más prestigiosas en el mercado de criptos. El problema terminó con Hive.one borrando a Ripple de sus datos.

El conflicto giró en torno al ex-director de tecnología, Stefan Thomas por ser catalogado como el segundo perfil con más influencia. ¿El problema? Thomas estaba desvinculado de XRP desde hace meses.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*