Consejos para proteger tus Bitcoin: nivel experto

Cuando se habla de Bitcoin (BTC), muchas personas –generalmente muy ajenas al tema– suelen pensar y expresar preocupación porque es inseguro, han escuchado o leído rumores de robos, pérdidas o estafas relacionadas.

El tema respecto a este supuesto peligro es que al tratarse de un tipo de moneda virtual podría ser vulnerable al hackeo, sin embargo, de entrada quiero aclarar que el modo de funcionamiento del sistema garantiza 100% seguridad.

No obstante, esto no significa que los rumores sean falsos, sino que si bien el sistema es seguro, las garantías para el acceso a tu medio de almacenamiento, contraseñas y demás dependen del usuario, no de la plataforma en sí.

Por esta razón, hemos preparado un compendio de cinco claves infalibles para que aprendas a proteger correctamente tus Bitcoins como todo un experto y no te conviertas en una triste historia más de estafados o robados online.

Clave

Por supuesto esto no debería extrañar, pero hay que comenzar por el principio: no compartas tú clave, y más importante todavía, recuérdala, pero aquí tenemos algunos datos extra:

Complejidad

Utiliza composiciones complejas, tal vez sean difíciles de recordar pero para eso existen las copias de seguridad, las hojas de papel y otros métodos que sí te digo mis bitcoins pueden peligrar: números, mayúsculas, minúsculas, símbolos.

Almacenamiento

Asegúrate de guardarlas en un sistema de almacenamiento seguro como las carteras de hardware o billetera bitcoins. Así mismo, que sean propias y a las que solo tú tengas acceso:

Transacciones

Si constantemente realizas transacciones en línea, deposita solo las cantidades que vayas a usar, o una cantidad prudentemente limitada para todo lo que requieras durante cierto periodo de tiempo.

Encriptado

También te recomendamos encriptar las carpetas para confirmar cada vez que pretendas transferir Bitcoins de una cartera a otra.

Autenticación

Seguro lo haces para tus redes sociales, así que mucho más te  conviene hacerlo para proteger tus Bitcoin. A esto se le conoce como 2FA por sus siglas en inglés y se trata de autenticación en dos pasos.

Algo que sabes

El sistema debe pedirte algo  que tú y sólo tú (vuelve a leer el ítem clave) sabes, que será tu contraseña.

Algo que tienes

El segundo recurso que te pedirá el sistema será algo que posees, puede ser tu teléfono móvil (a través de un mensaje de texto SMS) o un correo electrónico. Allí te enviarían un código adicional para ingresar.

Programas gratuitos

Existen en línea algunos programas gratuitos que pueden ayudarte con esto: no vaya a ser que el ladrón tenga tu clave y también tu teléfono: Google Authenticator, Authy.

Conexión

Este punto es crucial porque representan los casos más comunes y frecuentes respecto a robo de datos –sí por parte de hackers– y estafas.

Conexión segura

Nunca te conectes de una red pública o WiFi libre. Ambos métodos son vulnerables al espionaje de tráfico de datos por parte de cualquier hacker, y pueden vulnerar todas las previsiones anteriores a este tema.

Verificación de enlaces

Nunca ingreses a enlaces desconocidos o sin comprobar, y has caso de las advertencias de conexión no segura, aunque creas estar haciendo lo correcto.

Prefijo

El prefijo correcto para una página SSL segura es https://, si ves http:// u otra variable, cierra.

Enlaces directos

Si por e-mail te llega alguna promoción, mensaje informativo u otro con un enlace, usa el botón derecho para copiar la dirección y pégala en un archivo de texto para comprobar.

Remitente

Verifica que el remitente no use combinaciones similares a la página sino que sean auténticos.

Marcadores

Una recomendación es guardar en los marcadores de tu navegador las páginas que usualmente usas para gestionar tus Bitcoin para evitar errores.

Confianza

De manera sensata te pregunto ¿confías o siquiera conoces a la persona a quien estás transfiriendo tus Bitcoin? Este procedimiento no es reversible y no existe un seguro o garantía por posibles estafas, por eso es necesario tratar, en lo posible, de saber con quién estás tratando.

Si este no es un caso, tenemos dos últimos consejos:

Verifica la dirección

Lee, revisa y reescribe cuantas veces sea necesario la dirección a quien estás enviando el dinero.

Copia

Para evitar errores, es preferible que la copies y pegues.

Código QR

Otra opción es que escanees el código QR.

Confirmación

Si eres quien está recibiendo, no te limites a una confirmación sino hasta seis para verificar que la transacción ya es irreversible.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*