Aprende las claves para elegir bien tu cartera de criptomonedas

Algo indispensables para quienes forman parte del criptomercado son las carteras. También conocidas como wallets de Bitcoin o monederos. Estas guardan tus claves secretas para que revises el historial de tu saldo.

Esta opción de entrar a tu dirección así como a la clave pública del blockchain te permite utilizar tus criptoactivos. La diversidad de monederos se dividen entre los que son fáciles de usar y aquellos que son seguros.

Realidad actual de las carteras

Los monederos que brindan mayor seguridad tienen a ser más complejos de manejar. En contraste, los sistemas que son más amigables con el usuario también son más fáciles de vulnerar.

El grueso de inversionistas opta por el software más intuitivo a pesar de la vulnerabilidad implícita. Las carteras más seguras son las menos utilizadas. Este factor llama la atención porque la seguridad es elemental cuando de dinero se trata.

Las casas de cambio

La base de la pirámide de monederos está compuesta por las casas de cambio. Su función es semejante a la de un banco de criptomonedas. Depositas tus activos en una dirección que te asignan y la casa lo gestiona por ti.

Desplazan los valores a uno o varios monederos centrales. Para así obedecer tus indicaciones de compra-venta, pagos, entre otros. Su utilidad radica en el intercambio de criptomonedas a monedas fiat.

¿Los contras? Son blancos de estafas y hackeos además el servicio puede presentar fallas. En consecuencia, quizás no puedas disponer de tu dinero de la forma que quisieras. Algunos problemas incluyen el cierre de tu cuenta u otras molestias.

Las más populares son Poloniex, Coinbase, Xapo, Bitstamp, Bittrex, Bitfinex, entre otros. En ellas sucede el encuentro de dos mundos: las monedas físicas y las digitales.

Carteras online

Representan el segundo tipo de carteras más empleadas. Son site que facilitan a los usuarios mover sus criptomonedas de manera independiente. El control de las llaves recae totalmente en el usuario, también prescinde de la instalación de cualquier app o software.

En estas carteras, así como en las siguientes, la llave se abstrae en una decena de palabras. A estos se les llama respaldo o semilla, el usuario tiene que apuntarlas aparte (offline) para que su dinero esté a buen resguardo.

Acá cae en picada las posibilidades de ser víctima de hackers. Sin embargo, todavía es factible. Igualmente, puede darse el caso de que no puedas acceder a tus fondos por una caída del sistema.

MyEtherWallet y Blockchain.info destacan como las más populares.

Apps de monederos

Podrás instalarlas bien sea en tu ordenador o en tu teléfono inteligente. Su interfaz te permite ver los saldos en las direcciones que posees así como mover tu dinero entre ellas.

Te dan opciones como generar nuevas semillas o usar un respaldo que creaste antes. De igual forma, podrás activar una contraseña adicional o código del sistema para usar tus criptomonedas.

¡Adiós al inconveniente de no poder acceder a tu dinero! Las únicas limitantes es que se dañe tu dispositivo o no lo tengas a la mano. La seguridad dependerá de ti, así que protégete bien de los virus informáticos.

Los mejores exponentes de los apps de monederos son Biypay, Coinomi, Electrum, Jaxx, Mycelium y Exodus.

Monederos fríos

Se les conoce también como carteras en hardware. Son dispositivos tangibles que almacenan la clave secreta de tus cuentas relacionadas offline. Así podrás firmar tus operaciones sin necesidad de arriesgar tu semilla.

Tales monederos son semejantes a un pendrive, los conectas por USB a tu ordenador. Se lleva el trofeo por ser el más seguro. Te posibilita enviar criptomonedas aún desde ordenadores de terceros.

Estas te generarán un costo. Lo encontrarás en diferentes precios, por lo general, se encuentran entre los 50 dólares o más. Las firmas más afamadas son Digital Bitbox, Legder, KeepKey y Trezor.

¿Qué debe tener un monedero?

El primer punto es el control que tienes sobre tus criptomonedas. Los wallets más seguros se distinguen porque el control es totalmente tuyo; eres el único garante de la seguridad.

Es posible que los monederos revelen información privada. Por ello, la privacidad es clave. Entre los datos que se pueden filtrar está tu dirección IP. Otra de las vulnerabilidades que pueden aparecen es que reutilice las direcciones de los monederos de los distintos pagos.

Chequea el nivel de transparencia. Porque dependiendo de esto puede que el creador haya puesto códigos ocultos para hurtar o causar la pérdida de fondos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*